Se trata de la residencia oficial de la monarquía británica,ubicada en Londres, Inglaterra desde 1837; año en que ascendió al trono, la joven Reina Victoria I (1819 – 1901), quien rigió los destinos de el Reino Unido por 63 años.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM

Desde la Edad Media, cuando gobernaba el rey Eduardo “el Confesor” (1003-1066),  el solar de Buckingham Palace, que formó parte de la mansión señorial de Ebury, en diversas ocasiones estuvo en posesión de la familia real inglesa; en ese entonces era un terreno pantanoso, que se alimentaba con las aguas del río Tyburn, las cuales aún cruzan el subsuelo del patio de honor y el ala sur.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM

La primera casa que se construyó en el lugar le pertenecía a Sir William Blake (1624). El siguiente dueño fue Lord Goring, quien la amplió y la convirtió en la Mansión GoringHous,e que se quemó accidentalmente en 1674.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTOPALACIO DE BUCKINGHAM

Un año más tarde, Lord Arlington erigió una casa que llevó su nombre, Arlington House, en el emplazamiento del ala sur actual. Tras su muerte, la propiedad pasó a manos del primer duque de Buckingham, quien solicitó al arquitecto William Winde, que diseñara un nuevo edificio palatino de estilo neoclásico, con un cuerpo central de tres pisos y dos alas paralelas (pabellones) para alojar al servicio doméstico.

Los herederos de esta propiedad la vendieron por 21,000 libras esterlinas, al Rey Jorge III en 1762. Quien inicialmente la destinó para el retiro privado y después la cedió para el uso particular de la Reina Carlota Sofía.

Tras la muerte de los reyes, Jorge IV encargó al arquitecto John Nash que convirtiera la mansión en un palacio. Aprovechó el cuerpo central, le agregó dos alas adyacentes abiertas sobre el patio de honor, precedido por un arco de triunfo elaborado con mármol.

Ya bajo el reinado de Victoria I, el arquitecto Edward Blore construyó el ala este, cerrando la planta cuadrada. Finalmente, en 1913, Sir Aston Webb creó la fachada principal con piedra calcárea de Portland, en la cual destaca el balcón central, inmortalizado en cientos de fotografías de la amilia Real Británica.

Hoy, el Palacio de Buckingham tiene 108 metros de frente, 120 metros de profundidad y 24 metros de altura. Cuenta con775 habitaciones de las cuales, 19 se ocupan como salas de Estado, 52 aposentos reales y dormitorios de invitados, 188 recámaras para los empleados, 92 oficinas y 78 cuartos de baño.

Abraham Cababie Daniel

 

Anuncios