La Habana Vieja representa un punto muy importante en el pensamiento político de América Latina en el último siglo. Los movimientos revolucionarios que hicieron eco en el mundo y que llevaron al punto de admiración el nombre de Cuba, reflejan un poco de lo mucho que es la Habana Vieja para sus habitantes.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA

Orgullo por ser quienes son, el pueblo cubano le abre las puertas a visitantes extranjeros y me recibe con un elemento arquitectónico que me enamoró a penas posé los ojos sobre él: la Catedral de la Habana Vieja.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA

Según muchos de sus habitantes es el punto más armonioso de la ciudad, el punto de reunión por excelencia por su impacto en la sociedad, tanto que incluso fue declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad en el ya lejano año de 1982.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE LA HABANA VIEJA

Su historia data en el año 1748, cuando un grupo de jesuitas impulsados por la colonización que el caribe estaba sufriendo a manos de las legiones europeas en busca de nuevas rutas para establecer negocios, llegaron a Cuba.

La catedral cuenta con dos torres desiguales pero que no dañan la imagen y el concepto barroco de una fachada sin formas bien definidas en estructura, pero que visualmente alteran los sentidos por la “simetrías” con la que cada elemento converge.

Diseñada por el arquitecto italiano Francesco Borromini, la catedral refleja y simula un poco, las construcciones de la corriente toscana. Todo un gran viaje a Italia dentro de Cuba

Abraham Cababie Daniel

Anuncios