El complejo SoftHouse, construido por el despacho de Arquitectura KVA MatxTeam en Hamburgo, Alemania en el año de 2013, es unconglomerado de viviendas y oficinas que ofrece un modelo nuevo y ecológicamente responsable. Esta edificación es la muestra de cómo la infraestructura doméstica puede volverse “suave” al construirse con madera sólida neutral en carbono, controles de construcción inalámbricos y textiles que complementan el diseño arquitectónico.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO

SoftHouse es un complejo que aprovecha la generación de energía eléctrica a través de celdas fotovoltaicas en los textiles, que funcionan como cortinas y que generan cerca de 16 mil watts por hora de electricidad, la necesaria para vivir y trabajar en ese complejo.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO

Cada unidad cuenta con 2 mil 400 metros cuadrados, distribuidos en tres pisos con tres entradas independientes, dejando un espacio común en la planta baja que puede usarse para trabajar o para alquilar.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO

El edificio se hizo con una técnica alemana llamada brettstapel, que consiste en una estructura de tablones de abeto conectadas con clavijas de madera que se expanden con la humedad, revestidas con capas de aislamiento de lana mineral, una barrera de agua y una capa de madera de alerce.

Mediante la reestructuración y la integración de materiales blandos y duros en el diseño arquitectónico y el uso de energías limpias, la SoftHouse ofrece una experiencia de vida más flexible.

Anuncios