Brasilia siempre me ha parecido una ciudad fascinante, impulsada por el gobierno e inversión privada, en poco tiempo se consolidó como un gran conjunto arquitectónico, el cual prácticamente se creó de la nada.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA

La modernidad urbana cubrió amplias zonas de la ciudad, impulsadas muchas por Lucio Costa y Oscar Niemeyer, dos de los arquitectos más importantes en el mundo.

Con un concepto totalmente alejado de las catedrales “normales” que acostumbramos ver en muchos países del mundo, la catedral de Nossa Senhora en Brasilia, es un poema a la modernidad, con tintes religiosos.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA

Lo anterior lo dice su estructura aérea que nace del suelo, una idea de Niemeyer que sugiere que la pureza surge desde cualquier perspectiva y fusiona el elemento tierra-cielo a la perfección. Con una base circular, un techo de cristal y 16 columnas en forma de curva, la catedral se levanta en una zona desértica, sobre los 40 metros de altura.

ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA
ABRAHAM CABABIE DANIEL. FOTO DE LA CATEDRAL DE NOSSA SENHORA EN BRASILIA

El hormigón con la que está hecha en su mayoría y el cristal que da una visión del cielo impactante de Brasilia, vio luz verde el 31 de mayo de 1970, cuando abrieron formalmente una de las catedrales, sin duda, más modernas del mundo.

 Abraham Cababie Daniel

Anuncios