En el parque nacional forestal de Zhangjiajie, en China, Patrimonio Natural Mundial desde 1992, se localiza el puente peatonal más largo y alto del planeta construido con piso de cristal. Hablo del Zhangjiajie Gran Canyon Glass Bridge (con traducción al español como Puente de Cristal del Gran Cañón de Zhangjiajie).

20170125_blog_abraham_cababie_el_puente_de_cristal_mas_alto_y_largo_del_mundo_3

Se trata de una estructura que une los acantilados más distantes de la montaña Tianmen, mide 430 metros de largo por seis de ancho —de los cuales 375 son colgantes— y se ubica a 300 metros de altura.

Fue diseñado por el arquitecto israelí Haim Dotan, quien al inicio rechazó el proyecto pues le parecía que el lugar perdería su belleza con esta obra. Después, reconsiderando su decisión, pensó en construir un puente que «pudiera desaparecer en el cielo» entre el monumental paisaje de ese vasto paisaje escarpado.

20170125_blog_abraham_cababie_el_puente_de_cristal_mas_alto_y_largo_del_mundo_2

De ahí la idea de fabricarlo de color blanco, con 99 paneles constituidos por tres capas de cristal que miden seis metros de ancho, poseen 24 milímetros de grosor y el resultado es que sean 25 veces más fuertes que el vidrio convencional.

Cuenta con dos vigas laterales de acero y cables de alta suspensión, marco de acero que lo sostiene y encierra a sus transeúntes para que, en caso de que un cristal se llegara a romper, los viajeros no caigan a través de él, pues su seguridad está más que comprobada ya que los constructores golpearon los vidrios con diversos mazos sin daño alguno, y aunque está diseñado solamente para peatones, subieron un automóvil con cinco personas sin que hubiera mella alguna.

20170125_blog_abraham_cababie_el_puente_de_cristal_mas_alto_y_largo_del_mundo_1

La obra costó 3,400 millones de dólares, tiene capacidad para que 800 personas lo recorran al mismo tiempo, fue pensado como una pasarela de modelaje y desde él se puede realizar puenting, o más comúnmente conocido como bungee, donde una cuerda elástica se ata al tobillo de una persona con la intención de arrojarse al vacío desde una altura considerable sin sufrir daño alguno.

Como dato curioso puedo agregar que las vistas de este bosque subtropical, que contiene tres mil columnas pétreas en forma de pico, sirvieron de inspiración así como de locaciones al cineasta James Cameron para crear los paisajes de su famosa película Avatar (2009), donde hay montañas que flotan entre las nubes, tal y como el creador del puente de Zhangjiajie quiso que ocurriera con su puente en la vida real.

Abraham Cababie Daniel

Anuncios