Es sin duda alguna uno de los referentes arquitectónicos más grandes del país europeo y representa una de las construcciones más reconocidas en el mundo entero, estamos hablando de la Catedral de San Basilio en Moscú, Rusia.

SONY DSC
SONY DSC

La historia de esta magna obra es rica y cargada de misterio: según los historiadores fue ordenada por el zar Iván el Terrible y se realizó entre 1555 y 1561. Al ser terminada, los rumores dicen que ordenó sacarle los ojos al arquitecto Postnik Yakovlev, para que no pudiera construir nada igual.

20170110_blog_abraham_cababie_catedral_de_san_basilio_en-moscu_2

La catedral se encuentra al sureste de la Plaza Roja, frente a la Torre Spasskaya del Kremlin, y se destaca por su enorme colorido. Algunos historiadores afirman que fue materia de orgullo para los grandes líderes comunistas de la ya extinta URSS (Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas).

Sus impactantes cúpulas no tienen comparación, y por ello han causado eco en el orbe como una de las edificaciones más sobresalientes en materia arquitectónica y, por supuesto, es uno de los sitios más visitados por todos los turistas que llegan a las frías tierras de Moscú.

20170110_blog_abraham_cababie_catedral_de_san_basilio_en-moscu_1

Es importante mencionar que este complejo tiene más de 450 años de historia y que no ha estado exento de amenazas que pudieran hacerlo desaparecer. Sin embargo, ha sobrevivido incendios, guerras como la que sostuvieron los zares ante las tropas de Napoleón en la invasión francesa —que la usaron… ¡como establo!—, e incluso resistió a un plan de demolición por parte de los colaboradores de Stalin, quienes opinaban que San Basilio no dejaba suficiente espacio para los desfiles militares, pero para nuestra suerte el dictador ruso desestimó dicha iniciativa por la importancia histórica de este edificio.

Como dato curioso podemos decir que todos la hemos visto alguna vez y que fue por medio del popular juego virtual llamado Tetris, creado en 1984 por el ingeniero informático ruso Alekséi Pázhitnov: la Catedral de San Basilio, con la imagen de sus cúpulas inmortales, abría cada partida de este divertido entretenimiento.

Abraham Cababie Daniel

Anuncios